Senadores de EEUU prometen actuar sobre migración

El senador republicano por Florida, Marco Rubio, y el senador demócrata por Nueva York, Charles Schumer (al fondo), anuncian un acuerdo para trabajar en una reforma migratoria, el lunes 28 de enero de 2013. (Foto AP/J. Scott Applewhite)

The Associated Press

Manifestación a favor de una reforma migratoria, en el centro de Miami, el 28 de enero de 2013. (Foto AP/Alan Diaz)

The Associated Press

El senador demócrata Robert Menéndez (izquierda) se despide del senador demócrata John Kerry (al centro) y la esposa de éste, Teresa Heinz (derecha), en el Capitolio, el jueves 24 de enero de 2013, en Washington. Menéndez es uno de los ocho senadores que se espera que avalen el lunes 28 de enero de 2013 los nuevos principios para reescribir las leyes de inmigración de Estados Unidos. (Foto AP/Pablo Martínez Monsiváis)

The Associated Press

El senador republicano John McCain, miembro de la Comisión de Servicios Armados del Senado (derecha) habla con la prensa junto al senador Sheldon Whitehouse sobre la situación en Siria y Medio Oriente, en el Capitolio, el martes 22 de enero de 2013, en Washington. McCain es uno de los ocho senadores que se espera que avalen el lunes 28 de enero de 2013 los nuevos principios para reescribir las leyes de inmigración de Estados Unidos. (Foto AP/J. Scott Applewhite)

The Associated Press

WASHINGTON (AP) — Destacados senadores republicanos y demócratas prometieron el lunes impulsar una iniciativa migratoria de amplio alcance en el Senado para mediados de años, dando un posible camino a la ciudadanía a un estimado de 11 millones de inmigrantes que viven sin residencia legal en el país.

Los senadores reconocieron obstáculos que han hecho fracasar estos esfuerzos en el pasado, aunque indicaron que tras las elecciones de noviembre —cuando los hispanos apoyaron masivamente al presidente Barack Obama y otros demócratas— esta vez podría ser diferente. Varios republicanos de renombre han dicho que su partido debe subirse al tema migratorio si tienen la esperanza de tener avances con los hispanos, un grupo de electores que cada vez tiene mayor peso.

Aun así, no está asegurada la aprobación de una iniciativa tan controvertida en el Senado de mayoría demócrata, y un obstáculo mayor podría llegar más tarde en la Cámara de Representantes, que es dominada por los republicanos conservadores, que han mostrado poco interés en una reforma migratoria. Obama también se ha comprometido a promulgar una reforma migratoria integral. El mandatario viajará a Nevada el martes para explicar su visión, la cual se espera que refleje de manera importante los planes del Senado.

El acuerdo abarcaría seguridad fronteriza, trabajadores temporales y verificación de los antecedentes de los trabajadores por parte de los empleadores, así como un mecanismo hacia la ciudadanía para los 11 millones de inmigrantes que viven sin residencia legal en el país. Todavía falta detallar los planes, y todos los senadores reconocen que enfrentarán meses de tediosas y peligrosas negociaciones políticas.

Pero con un Obama reelecto y buscando cumplir su promesa, los legisladores argumentaron que después de seis años de esfuerzos legislativos para una reforma migratoria, las posibilidades de la aprobación este año son mucho mejores.

"Otros grupos bipartidistas de senadores han llegado al mismo punto antes, y anunciado medidas similares", dijo el senador Charles Schumer, demócrata por Nueva York. "Pero pensamos este será el año en el que el Congreso finalmente lo consiga. La política en el tema ha dado un giro", indicó Schumer, quien agregó que los sondeos muestran más apoyo que nunca para cambios migratorios y mayor riesgo político para quienes se opongan.

"Elecciones. Elecciones", dijo el senador republicano John McCain. "El Partido Republicano está perdiendo el apoyo de nuestros ciudadanos hispanos. Y nos percatamos de que hay muchos temas en los que pensamos que estamos de acuerdo con nuestros ciudadanos hispanos, pero este es un tema preeminente con esos ciudadanos", agregó.

Obama obtuvo 71% del voto latino en noviembre, comparado con 27% que tuvo el republicano Mitt Romney, un factor que pesó para que el demócrata asegurara la victoria. Eso llevó a algunos líderes republicanos a concluir que es un imperativo político apoyar la reforma migratoria con una vía a la ciudadanía.

Otros senadores que apoyan el proyecto son los demócratas Dick Durbin (Illinois), Robert Menéndez (Nueva Jersey) y Michael Bennet (Colorado), y los republicanos Lindsey Graham (Carolina del Sur), Marco Rubio (Florida) y Jeff Flake (Arizona).

Este es uno de los pocos temas que podrían unir a republicanos y demócratas en una época tan polarizada. El gobierno de Obama enfrenta una importante resistencia republicana a sus otros objetivos importantes, como el control de armas, dar protección a la red de seguridad social y reducir el déficit fiscal.

En un documento de cinco páginas, los senadores expusieron a grandes rasgos los cuatro objetivos que buscan:

—Crear un mecanismo para que los inmigrantes que residen sin autorización legal en Estados Unidos tramiten su ciudadanía, supeditado a garantizar la seguridad de las fronteras y un mejor seguimiento de las personas que llegaron con visas.

—La reforma del sistema de inmigración legal, que incluya la concesión de tarjetas de residencia (green cards) a los inmigrantes que se gradúen de maestrías, doctorados y otros títulos de educación avanzada en Ciencias, Matemáticas, Tecnología o Ingeniería en alguna universidad estadounidense.

—Crear un sistema de verificación eficaz en el mercado laboral, para garantizar que los empleadores no contraten a inmigrantes que carecen de la debida documentación.

—Permitir el ingreso de más trabajadores poco calificados y permitir que los empleadores contraten inmigrantes siempre y cuando demuestren que no pudieron contratar a un ciudadano estadounidense.

El grupo parece tener un recién llegado notable en Rubio, de ascendencia cubana y un potencial candidato presidencial en las elecciones de 2016, cuya buena fe conservadora puede ayudar a allanar el camino para ganar el apoyo entre los conservadores, quienes desconfían de cualquier cosa que huela a amnistía. En un artículo publicado el domingo en el diario Las Vegas Review-Journal, Rubio escribió que el sistema existente ya constituye una "amnistía de facto", y abogó por una "reforma de sentido común".

Rubio ha trabajado con el grupo y también ha detallado sus propias propuestas migratorias, las cuales han obtenido una reacción positiva en lo general por parte de la prensa conservadora.

"Hay 11 millones de seres humanos en este país que viven sin permiso legal. Esto no hace feliz a nadie. No es algo que alguien vio venir, pero que está sucediendo. Y tenemos la obligación y la necesidad de evaluar la realidad de la situación que enfrentamos", dijo Rubio el lunes.

A fin de satisfacer las inquietudes de Rubio y otros republicanos, los senadores pidieron que primero se completen ciertas medidas en materia de seguridad fronteriza y de vigilancia a quienes llegaron a Estados Unidos con visas, antes de dar pasos importantes en el camino hacia la ciudadanía.

Incluso en ese caso, quienes residen sin permiso legal en Estados Unidos, tendrían que calificar primero para un "estatus legal de prueba" que les permita vivir y trabajar en el país —pero sin calificar aún para recibir prestaciones federales— antes de poder solicitar la residencia permanente. Una vez que se les permita presentar una solicitud, lo harían detrás de todos los demás que ya han solicitado una tarjeta de residencia dentro del sistema de inmigración actual.

Eso podría ser un proceso muy complicado, pero cómo hacerlo más operativo será tema de negociaciones futuras. Los senadores contemplan un proceso más ágil para la obtención de la ciudadanía para los llamados "dreamers", es decir, los inmigrantes que fueron traídos por sus padres a Estados Unidos cuando eran niños, y para los trabajadores agrícolas.

Por su parte, la Asociación Nacional para la Defensa de los Derechos Civiles (ACLU por sus siglas en inglés) dijo en un comunicado que el marco acordado por los senadores debería proveer protecciones importantes a favor de los inmigrantes no autorizados que son sujetos de explotación por parte de empleadores y viven en "constante temor" debido a su condición migratoria.

___

Los periodistas de The Associated Press Erica Werner, Julie Pace y Luis Alonso Lugo aportaron a este despacho.

___

Gráfico interactivo: http://hosted.ap.org/interactives/2012/migracion/


Cargando...
 
Cotizaciones recientes
Símbolo Precio Variación % Cmb 
Los teletipos visualizados más recientemente aparecerán aquí automáticamente si escribe el teletipo en el campo "Ingresar símbolo/compañía" en la parte inferior del módulo.
Debe activar los cookies de su explorador para ver sus citas más recientes.
 
Inicia sesión para ver las cotizaciones en tus portafolios.