Redireccionando el ahorro en 2013

Este año que culmina será uno de los mejores para el sistema financiero, con récord en materia de depósitos, créditos y rentabilidad. Ello resulta particularmente relevante cuando hacia mediados de año la restricción al atesoramiento de moneda extranjera puso algo de incertidumbre sobre el futuro de la demanda de moneda doméstica y su recircularización a través de los bancos.

Afortunadamente, y en contra de pronósticos negativos, los agregados monetarios comenzaron a verificar ritmos de incrementos muy fuertes, particularmente en los depósitos a plazos fijos en los bancos (que registran picos muy altos en términos históricos respecto del PBI).

Con materia prima abundante, las entidades financieras pudieron sostener aumentos en los depósitos al 40% anual con leves subas de las tasas de interés, y ser agresivas en la colocación de créditos, con saldos de cartera al sector privado que aumentan más del 30% anual.

La política económica se orientó a sostener el consumo en el mercado interno con políticas de ingreso decididas (paritarias, aumento AUH, de asignaciones familiares, jubilaciones), en el contexto de un año de desaceleración económica por problemas internacionales y regionales. Esto favoreció la demanda de créditos y servicios financieros en el sector familias (ambos segmentos de alta rentabilidad para los bancos).

Sistema financiero, inclusión social y economía real

Pero sin duda lo más significativo de este año es la consolidación de dos tendencias firmemente impulsadas por el BCRA y las autoridades económicas desde 2010.

En primer lugar todas las medidas adoptadas para lograr la reconversión de la intermediación financiera a favor de las actividades productivas y no especulativas. En segundo lugar, las acciones para promover mayor bancarización (de individuos y de regiones) como política esencial de inclusión social.

Comenzó con la orientación hacia proyectos productivos de la cartera del FGS y los créditos del Bicentenario años atrás. Continuó este año con el hito fundamental de reforma de la Carta Orgánica del BCRA para promover más crédito de inversión (línea de créditos productivos al 15% de interés anual), cambios en el efectivo mínimo y regulación de capitales en el sentido de priorizar también los préstamos a pymes y la bancarización en todas las zonas del país.

Otras acciones tendientes a redireccionar el ahorro hacia el crecimiento, para que los mercados no sigan caminos independientes de las necesidades de la economía, son la reciente reforma en el mercado de seguros (deberán multiplicar por más de sesenta los montos que destinan a proyectos productivos) y en el mercado de capitales.

Los resultados respecto de la orientación del crédito a empresas son contundentes. Mientras que entre 2007 y 2009 el crédito a las empresas aumentó un 60% y el de consumo el 135%, entre 2010 y 2012 el crédito a empresas aumentó un 190% y el de consumo el 143%.

La necesidad de impulsar aún más la inversión, mejorar la competitividad de muchos sectores de nuestra economía y la infraestructura de base para producir y exportar, requiere mayor compromiso de los bancos con el financiamiento productivo. Pero el camino es el correcto, y el rol orientador del crédito de las políticas y regulaciones ha llegado para quedarse.

Bancos sanos

Los bancos pueden aprovechar esta coyuntura favorable porque los encuentra fortalecidos, tras una gradual y consistente consolidación desde la crisis de 2001. La base de capital es robusta, tienen colchón de liquidez suficiente, sin descalces de moneda (el talón de Aquiles de la crisis en los 90) y con la morosidad apenas en el 2% de la cartera total de créditos.

Nuestro Banco Provincia juega un rol central en este entorno favorable para el sistema financiero. Gracias al enfoque trazado oportunamente en 2008 por el gobernador Scioli, ratificado semanas atrás en lo que fue nuestra Reunión Anual de la Red de Gerentes, seguiremos priorizando la función de un banco al servicio de la producción, el empleo y la inclusión social.

Con dicha orientación, podemos exhibir resultados que van en la dirección correcta. Multiplicamos por 2.2 veces la cartera de préstamos al sector privado, vamos a colocar este año un récord de 25.000 millones de pesos en nuevos créditos (75% destinados a pymes). En un año difícil para el mercado inmobiliario estaremos volcando 1.000 millones de pesos en créditos hipotecarios en 2012.

Presentes en el rol de fomento, finalizaremos este año asistiendo con créditos para inversión de las pymes por unos 1.700 millones de pesos a tasa subsidiada, 4.500 millones de pesos al sector agropecuario y 350 millones de pesos a los municipios.

Respecto de la bancarización e inclusión el Banco Provincia lidera esta responsabilidad. Con sus 400 sucursales brindamos servicios en todos los partidos y muchas localidades con escasa población de nuestro territorio.

Así lo hacemos desde hace mucho tiempo, pero lo vamos aggiornando y modernizando año tras año con inversiones crecientes. El negocio bancario es intensivo en tecnología, manejo de información y sistemas. No hay futuro para una industria financiera disociada de los cambios tecnológicos.

Por ello modernizamos nuestra red de sucursales invirtiendo en reformas edilicias, mejoramos permanentemente nuestro parque de cajeros (que es el mayor del país con 1.600 terminales), inauguramos una nueva home banking para individuos y empresas, estamos lanzando una moderna banca móvil.

La tendencia en bancos grandes y líderes como el nuestro es estar preparado para responder tanto a clientes que demandan autogestión de sus operaciones, y ahí es fundamental la inversión en tecnología, pero también atender a clientes en zonas menos bancarizadas que requieren mayor presencia física (en recursos humanos e instalaciones).

¿Qué esperamos para 2013?

De cara al año entrante, las perspectivas para la actividad bancaria lucen positivas. La actividad económica será mayor que la de este año. El agro y el rebote de Brasil, junto a un panorama internacional de mayor crecimiento, tasas de interés muy bajas y commodities elevados, favorecerán el mayor impulso.

Los propulsores de este crecimiento de la actividad, el agro y Brasil, impactan de lleno en el corazón productivo de la provincia de Buenos Aires.

Desde el sector financiero debemos prepararnos para acompañar con más financiamiento estas buenas perspectivas del sector real. Ya que con un agro y una industria dinámicos se está reactivando nada menos que un 50% de nuestra cartera crediticia.

Nuestra responsabilidad como banca pública agente del desarrollo de la provincia, es facilitar con instrumentos y servicios la agenda de competitividad del sector productivo.

Finalmente, redoblaremos el compromiso de prestar servicios cada vez más eficientes y accesibles con el objetivo que todos los habitantes de la provincia tengan un producto o servicio del banco, para que la bancarización sea una vía concreta de inclusión social.


Cargando...

YAHOO FINANZAS EN FACEBOOK

 
Cotizaciones recientes
Símbolo Precio Variación % Cmb 
Los teletipos visualizados más recientemente aparecerán aquí automáticamente si escribe el teletipo en el campo "Ingresar símbolo/compañía" en la parte inferior del módulo.
Debe activar los cookies de su explorador para ver sus citas más recientes.
 
Inicia sesión para ver las cotizaciones en tus portafolios.