España espera gestos de seguridad jurídica

La decisión de Repsol de presentar una demanda contra la Argentina ante el Ciadi por la expropiación de YPF no tomó por sorpresa al gobierno español y marcó el rumbo que había señalado el presidente Mariano Rajoy en la cumbre Iberoamericana de Cádiz: cristalizó el llamamiento para que en ambos lados del Atlántico se respete el principio de seguridad jurídica para las empresas.

"Lo único que hace Repsol es plantear sus derechos legales, defender sus intereses y exigir una compensación por la expropiación. Si a la Argentina le interesa dar señales de seguridad jurídica hacia Europa, debería convocar a las negociaciones inmediatamente", comentó ayer a LA NACION un vocero de la embajada española en Buenos Aires.

En la práctica esto implica que no está dicha la última palabra y que no se rechaza el diálogo. Como lo señalaron los referentes de Repsol en Madrid, aún queda un hilo de esperanza en la empresa española de que la Casa Rosada se siente a acordar las diversas fórmulas posibles de indemnización a la petrolera. No obstante, para la diplomacia española la decisión de Repsol también es una muestra de que hasta ahora se hizo todo lo posible para disuadir al Gobierno para cumplir con el pago, sin resultado. El embajador Román Oyarzún intentó en los últimos tiempos acercar posiciones entre Madrid y Buenos Aires, pero sólo obtuvo silencio de la Casa Rosada. Hasta ayer, por lo menos por los canales oficiales de la diplomacia, no existía diálogo alguno entre Repsol y el gobierno argentino.

Si bien la embajada de España en Buenos Aires destacó que "Repsol no es el gobierno español", en la sede diplomática se preocuparon en aclarar que la administración de Rajoy hará todo lo que esté a su alcance para tutelar los intereses de las empresas españolas que tengan inversiones en la Argentina.

A su vez, los voceros de la embajada española recordaron que desde que llegó a Buenos Aires, en marzo de este año, Oyarzún buscó que Cristina Kirchner concurra a la cumbre de presidentes iberoamericanos que se hizo el mes pasado en Cádiz para unificar posiciones con el gobierno de Rajoy. Pero a último momento la jefa del Estado canceló el viaje alegando problemas de salud.

Después de ese faltazo, hubo una llamada telefónica de la Presidenta a Rajoy y al rey Juan Carlos para suavizar el desplante. Aunque ese gesto no pareció suficiente. Luego llegó el mensaje rotundo de Rajoy en Cádiz, donde animó a las empresas latinoamericanas a "aumentar su inversión en España" y pidió "respeto al principio de seguridad jurídica aprovechando el marco de seguridad jurídica existente" en Europa.

Las palabras de Rajoy fueron, según la diplomacia española, dirigidas a toda América latina, pero no ocultan que tenía una destinataria muy especial: Cristina Kirchner. En función de aquel mensaje, ayer los diplomáticos españoles destacaron que si la Argentina quiere mostrar que aquí sobra seguridad jurídica para los inversores de Europa, debería sentarse a negociar con Repsol urgente.

¿Qué ocurrirá si no lo hace y finalmente todo termina en la demanda del Ciadi? Varios diplomáticos de España y de otros países europeos se encargaron de dar una respuesta: no sucederá nada en lo inmediato, pero a la larga la Argentina verá resentido su nivel de inversión extranjera. De hecho, según las cifras de la Cepal, en los últimos cuatro años la Argentina pasó del tercero al sexto lugar en el nivel de inversión directa extranjera en la región.


Cargando...

YAHOO FINANZAS EN FACEBOOK

 
Cotizaciones recientes
Símbolo Precio Variación % Cmb 
Los teletipos visualizados más recientemente aparecerán aquí automáticamente si escribe el teletipo en el campo "Ingresar símbolo/compañía" en la parte inferior del módulo.
Debe activar los cookies de su explorador para ver sus citas más recientes.
 
Inicia sesión para ver las cotizaciones en tus portafolios.