Una campaña que toma fuerza para llevarse a Román

Hay un ruido como de tintineo de monedas. Es insistente, agudo, y cuesta sacarlo aún tapándose los oídos. El tema, como mínimo, está instalado. Se mantiene como un latido. Los mismos protagonistas lo sostienen con charlas, reuniones y aproximaciones. Casi un coqueteo. Y, si las charlas se prolongan, las intenciones tienen un sentido único. Néstor Gorosito, entrenador de Tigre, visitó anteayer a Juan Román Riquelme en su lugar de entrenamiento en Pilar. Sergio Massa, intendente del partido y hombre fuerte del club, recibió anoche al mismísimo N° 10, que ya había visitado el club y charlado con las autoridades. Cuentan los allegados que la negociación mutó de frío a templado y de templado a cálido. Hoy, casi quema. Tanto que el acuerdo estaría más cerca de lo que muchos piensan.

La loca idea siempre rondó por la mente de Massa, que por estas horas busca golpes de efecto en el visible posicionamiento político con miras a 2015. Tanto que ya se lo había comentado al anterior DT, Rodolfo Arruabarrena, de buena relación con Riquelme. Y ahora, con Gorosito y con la clasificación para la etapa de grupos en la Copa Libertadores en el bolsillo, se lanzó con todo en la campaña por Román.

Lo que siempre complicó cualquier intento fueron los US$ 2.100.000 que tendrá que pagar aquel club del fútbol argentino que quiera anotarse a Román, de licencia, pero aún con un contrato vigente con Boca. La situación hubiera cambiado si el futbolista hubiera pasado a un club del exterior, en cuyo caso sería liberado inmediatamente por los xeneizes, a modo de reconocimiento por su trayectoria.

Massa, entonces, empezó a moverse hace tiempo en busca de recursos. Utilizó todos los contactos políticos y empresariales y, al parecer, el inconveniente del dinero no sería insalvable. Algo de todo lo que podría estar por venir presagió Riquelme, en diciembre pasado, cuando definitivamente se cerró la puerta en Boca. "Me vuelven loco para que juegue la Copa con Tigre. Massa me quiere llevar hace tiempo. En la Argentina, las únicas camisetas que me pondría son las de Tigre, porque soy del barrio y me identifico con el club, y la de Argentinos, porque si no me hubiesen abierto las puertas nunca hubiese podido ser lo que fui en Boca". A excepción de las ganas por contar con él, el funcionario nunca dio nada por sentado ni confirmó las reuniones.

Con 34 años y casi siete meses sin competencia oficial, a Riquelme le gusta la oportunidad que se le abre en un club que le permitiría mantenerse cerca de los afectos y que, según su óptica, podría darle algunas libertades. Vale recordar que en la negociación con Palmeiras, de Brasil, una de las condiciones era que sólo quería jugar la Copa Libertadores. Si bien es una posibilidad, parece poco probable su incorporación en Tigre sólo para la competencia internacional, ya el Matador no podrá descuidarse en el torneo Final por la mala campaña en el último campeonato.

Las redes sociales quedaron como otro termómetro de la situación, sobre todo cuando trascendió la reunión entre Massa y Riquelme. Los que más se lamentaron fueron los hinchas de Boca, que ni siquiera quisieron imaginarse un eventual choque contra "el Tigre de Román" en la Copa Libertadores. Precisamente, Twitter fue un punto de apoyo para esta historia. "Sería un sueño que Riquelme juegue en Tigre y los sueños están para cumplirlos", escribió anteayer Massa ( @SergioMassa ).

Riquelme está a punto de tomar una de el escenariocisión fuerte. El hombre sabe de eso. La memoria vuela y se encuentra con la renuncia al seleccionado en plena eliminatoria para el Mundial de Sudáfrica por desavenencias con el por entonces DT, Diego Maradona. O, acaso, la despedida de Boca, ni bien terminó la derrota en la Copa Libertadores, ante Corinthians, a mediados del año pasado. O, tal vez, el último "no" para Carlos Bianchi y Daniel Angelici en la primera práctica del año para los xeneizes.

"No debe haber un técnico en el mundo que no lo quiera", dijo Gorosito. Y él, justo que hizo un culto de la técnica con la camiseta N° 10, parece cerca de tenerlo. Al menos, eso indican los amagos, el hermetismo oficial y los movimientos sigilosos de las partes. Los objetivos son comunes. Cada protagonista de esta historia precisa puntos. Y muchos. Para eso se preparan.

212 días

Hace que Riquelme no juega un partido oficial. El último: el 4 de julio de 2012, Corinthians 2-Boca 0, por la final de la Copa Libertadores.


Cargando...
 

YAHOO FINANZAS EN FACEBOOK

 
Cotizaciones recientes
Símbolo Precio Variación % Cmb 
Los teletipos visualizados más recientemente aparecerán aquí automáticamente si escribe el teletipo en el campo "Ingresar símbolo/compañía" en la parte inferior del módulo.
Debe activar los cookies de su explorador para ver sus citas más recientes.
 
Inicia sesión para ver las cotizaciones en tus portafolios.