Cámara de Representantes de EEUU votará acuerdo contra "precipicio fiscal"

La Cámara de Representantes de Estados Unidos votará este martes por la noche un proyecto de ley ya aprobado por el Senado para evitar grandes aumentos de impuestos y recortes de gastos en lo que se conoce como "precipicio fiscal".

El anuncio, formulado por una fuente parlamentaria, se produjo al final de un día de frenéticas negociaciones en el Capitolio, durante el cual muchos opositores republicanos expresaron su descontento con el proyecto de ley y amenazaron con torpedear la legislación mediante la adición de nuevas enmiendas.

Según la misma fuente, los adversarios republicanos del presidente Barack Obama, que controlan la Cámara, renunciaron a enmendar el texto para añadir recortes adicionales en el gasto. La votación se espera sobre la medianoche (05H00 GMT del miércoles).

Si esta legislación es aprobada, sólo deberá ser promulgada por Obama para entrar en vigor.

Aunque los republicanos de la Cámara, opuestos por principio a toda alza de impuestos, cuestionaron la idea de adoptar este texto, el aporte de los demócratas debería ser suficiente para sortear este escollo el martes, justo a tiempo para evitar que la crisis alcance a Wall Street, que reabre su operativa el miércoles tras el feriado de Año Nuevo.

El texto prevé un aumento de los impuestos para los más ricos (la tasa de imposición pasará de 35 a 39,6% para los hogares con ingresos superiores a 450.000 dólares anuales), pero deja interrogantes debido a la postergación por dos meses del plazo para poner en vigor recortes del gasto público federal por unos 109.000 millones de dólares, en particular en el área de defensa.

"Si bien ni los demócratas ni los republicanos obtuvieron todo lo que querían, este acuerdo es lo que hay que hacer por el bien de nuestro país y la Cámara debe aprobarlo sin demora", dijo Obama en un comunicado difundido durante la noche.

"Hay más trabajo aún por hacer para reducir nuestro déficit, y estoy dispuesto a hacerlo", dijo Obama al asegurar que los sacrificios para reducir el endeudamiento del país deberían ser "compartidos".

Tras meses de agonía por la crisis, semanas de debate sobre una posible solución y días de intensas negociaciones a puertas cerradas, una abrumadora mayoría del Senado (89 contra ocho) aprobó la madrugada del martes (07H00 GMT) el controvertido proyecto de ley que evita el llamado "precipicio fiscal".

La iniciativa es el resultado de una combinación de un aumento de impuestos a los ingresos más altos y recortes presupuestarios automáticos que entran en vigor al vencer un paquete de exenciones fiscales aprobadas durante la presidencia de George W. Bush (2001-2009) y de un acuerdo alcanzado en 2011 por los legisladores.

El acuerdo en el Senado fue negociado entre el vicepresidente Joe Biden y el jefe de la minoría republicana en el Senado, Mitch McConnell.

Victoria para Obama

El aumento de los impuestos a las familias más pudientes es una clara victoria de Obama, que lo tenía como elemento clave de la negociación.

"Recuerden que hace tan sólo un mes los republicanos en el Congreso decían que jamás aceptarían aumentar de nuevo los impuestos a los estadounidenses más ricos", dijo el sonriente mandatario la tarde del lunes durante una rueda de prensa antes de finalizar las negociaciones en el Senado.

En un comunicado difundido el martes, la Casa Blanca alabó las virtudes de una solución "que mantiene el impuesto sobre la renta en un nivel modesto para la clase media" y que significa que "los millonarios y multimillonarios pagarán su justa parte para reducir el déficit".

Pero para eso el presidente tuvo que ceder y algunos en el bando demócrata se mostraban decepcionados, puesto que Obama había defendido a capa y espada durante su campaña electoral que el aumento de impuestos se aplicaría a los ingresos superiores a los 250.000 dólares anuales.

El acuerdo posterga entonces por dos meses los recortes presupuestarios automáticos que tenían que empezar a aplicarse el miércoles, y da así más tiempo a los legisladores para elaborar un plan de reducción del gasto.

Este enfrentamiento anuncia otro en las próximas semanas, para aumentar el techo legal de la deuda, de 16,4 billones de dólares, que oficialmente se alcanzó el lunes. La decisión de postergar las negociaciones sobre el gasto público podría hacer que se acumulen estos dos asuntos, y por lo tanto la amenaza de un nuevo "precipicio fiscal" aún más temible.

El aumento del techo de la deuda, una prioridad del Congreso, ya había desatado en 2011 una crisis política importante entre la Casa Blanca y los republicanos.

Y el episodio le costó caro a Estados Unidos, que perdió su valiosa triple A en la notación de su deuda por la agencia Standard and Poor's.


Cargando...
 
Cotizaciones recientes
Símbolo Precio Variación % Cmb 
Los teletipos visualizados más recientemente aparecerán aquí automáticamente si escribe el teletipo en el campo "Ingresar símbolo/compañía" en la parte inferior del módulo.
Debe activar los cookies de su explorador para ver sus citas más recientes.
 
Inicia sesión para ver las cotizaciones en tus portafolios.